jueves, octubre 09, 2008

200 programas 200

Hoy, nuestro programa cumple 200 emisiones, que no 200 semanas en antena, ya que desde sus comienzos allá por mayo del 2005, Sol y Sombra ha hecho ediciones especiales con motivo de la feria de San Mateo, y este año en agosto, dos emisiones especiales desde Calahorra.
Queríamos celebrar nuestro programa 200 charlando con Miguel Ángel Perera, una auténtica figura del toreo que ha despuntado en el tiempo que lleva Sol y Sombra en antena, pero no ha podido ser, aún está convaleciente de las dos cogidas sufridas el pasado viernes en su encerrona en la plaza de toros de Las Ventas, y precisamente esta tarde tenían que volverle a intervenir. Es por eso, por lo que en lugar de hablar con Perera lo hemos hecho con Ana Perals, su jefa de prensa. Perals nos ha dado todo tipo de explicaciones a cerca del estado del matador, y nos ha tranquilizado diciéndonos que la operación de esta tarde es para encontrar el foco de esa infección que desde ayer le ha hecho tener fiebre. Ana también nos ha contado como se encuentra el diestro, “Miguel Ángel está conmovido por todas las muestras de cariño que está recibiendo de todos los aficionados,” comentaba Perals, también nos ha asegurado que “está eufórico con el resultado del viernes, a pesar no haber matado el sexto.”
Continuamos hablando de la actuación de Miguel Ángel Perera en Madrid, con dos amigos del programa; Gonzalo Ortigosa, nos comentó esa pequeña decepción que tuvo al no ver a Perera torear como lo hizo unos días antes en Logroño. Gonzalo calificó la actuación del diestro extremeño como “una lección de antropología, de dignidad para su profesión y para su arte.”
Por otro lado el crítico taurino Alfredo Casas, destacó la máxima entrega de Perera y aseguró que “desde El Juli y las actuaciones del El Cid en 2004 y 2005 en Sevilla y Madrid, Perera es la irrupción más fuerte que ha habido en el escalafón de matadores.”
Seguimos centrados en la Feria de Otoño, y después de Perera el siguiente triunfador fue el torero riojano, Diego Urdiales, quien el pasado sábado, 4 de octubre se entretuvo en cortarle una oreja a uno de Victorino en Las Ventas, Urdiales nos dijo que “la oreja fue una tremenda satisfacción personal, había pasado un mes de septiembre difícil, las cosas no salieron como yo quería, sobretodo en Logroño, mi plaza. Pero afortunadamente no había otro sitio mejor para arreglarlo que Madrid.” Ahora solo queda mirar al futuro, a la próxima temporada que promete ser aún más intensa que ésta y en la que además Diego celebrará sus 10 años de alternativa.
Y de un Zapato de Oro que ganó Diego Urdiales, nos fuimos a hablar con Pablo Lechuga, el novillero en el que ha recaído el premio este año. Lechuga nos contó que estaba muy contento de haberlo ganado y nos dijo que le quedó “buen sabor de boca de esa tarde que toreé en Arnedo, pero no me imaginaba que iba a ganar.”
Después de nuestra tertulia y para finalizar nuestro programa 200, hablamos con la familia Domínguez, con Sergio y con su padre Chomin, Sergio nos comentó que “la temporada ha estado cargada de compromisos, pero no ha sido todo lo redonda que yo hubiera querido, me hubiese gustado entrar en las ferias grandes.” Chomin por su parte, nos contó que Sergio terminará la temporada con unos 50 ó 52 festejos, y que espera que para la próxima temporada Sergio “ tenga la misma ambición en todas las plazas.”

1 comentario:

I.Jalón dijo...

ya que no puedo dejar en el de pablete, un placer que se acuerden de mi aunque el enlace a mi blog esté mal. jijiji